HONDURAS AISLADO, LA RESISTENCIA INTERNA CRECE

Con la resolución aprobada hoy, 30 de junio, por aclamación en la Asamblea General de Naciones Unidas, de condenar el golpe de Estado en Honduras y exigir la inmediata e incondicional restauración del Gobierno constitucional del presidente Manuel Zelaya, se profundiza el aislamiento internacional del gobierno de facto de Roberto Micheletti, que intenta imponer su control del país a la fuerza.

 

El proyecto de resolución fue presentado por 10 países latinoamericanos, a los que se sumaron luego Estados Unidos, Canadá y Colombia, luego de que se aceptara varias enmiendas, incluyendo una que expresa un “decidido respaldo” a los esfuerzos regionales de organismos como la OEA para resolver la crisis.

 

Esta resolución se suma a las del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), que sella las fronteras con su vecino durante 48 horas, de la OEA, del ALBA, del Grupo de Río y de la Unión Europea, entre otros. Ningún gobierno extranjero ha reconocido el régimen de facto.

 

Al interior de Honduras, entre tanto, éste está lejos de haber asegurado el control. En las distintas zonas del país existe una situación de insurgencia que va en aumento, frente a la cual la respuesta ha sido un incremento de la represión. Las fuerzas militares desalojaron a la fuerza, en la tarde de ayer, a unos 50 mil protestantes que impedían, desde hace dos días, a las nuevas autoridades entrar al palacio de gobierno, dejando un saldo de decenas de heridos/as y unos 25 ordenes de captura.

 

En la tarde de hoy se han realizado grandes manifestaciones pacíficas en la capital y otras ciudades del país. La gente se está movilizando también del interior del país hacia la capital para reforzar las protestas, y ello a pesar del bloqueo informativo y de las carreteras.

 

Esta mañana, el frente en Defensa de la Democracia, afín a los grupos que lideran el golpe, convocó a un plantón en el Parque Nacional de la capital, para respaldar al gobierno de facto, donde participaron entre otros funcionarios públicos y trabajadores de varias empresas.

 

Entre tanto, la población del país enfrenta un bloqueo total de información. Desde las primeras horas del golpe, el día 28, se suspendió por varias horas el suministro eléctrico y servicio telefónico. Varios medios de comunicación independientes han sido intervenidos y sus equipos secuestrados. Se suspendieron las transmisiones de los canales 8 y 36 y de varias radios comunitarias. Algunos periodistas han sufrido atropellos y amenazas.

 

Mientras tanto, los medios afines al nuevo régimen han dejado al país totalmente desinformado. Unos pocos medios, sobre todo en provincias, comienzan a informar sobre lo que está sucediendo. Según un editorial del diario El Tiempo de Honduras: “nunca se había sufrido en Honduras una violación tan profunda y masiva de la libertad de expresión, debido a la intervención gubernamental, ni en las más oscuras épocas de franca dictadura, y que ahora encierra a la sociedad hondureña en una auténtica burbuja, lo cual constituye un caso incuestionable del protagonismo del ‘latifundio mediático’, en su condición de actor consustancial del golpe de Estado”. Por su parte, la Sociedad Interamericana de Prensa –SIP- emitió ayer un comunicado denunciando las limitaciones a la labor de la prensa y pidiendo el “respeto irrestricto a la libertad de expresión”. Pero nada dice de la flagrante violación al derecho de la población hondureño de estar informada sobre lo que sucede en su país, ni de la confiscación de su derecho de ser consultada en una encuesta de opinión.

 

La resistencia interna se organiza

 

Wendy Cruz, de la Vía Campesina en Honduras, en respuesta a una entrevista realizada hoy por escrito por Igor Ojeda, del periódico brasileño Brasil de Fato, comenta que el golpe al Presidente Manuel Zelaya se debe, justamente, a que “decidió consultar al pueblo hondureño si deseábamos ser consultados para que el pueblo decidiera si se instalaba una Cuarta Urna en las próximas elecciones del mes de noviembre próximo…. por darle participación real al pueblo fue que le dieron golpe de Estado los grupos de poder de este país”. A continuación sus respuestas.

 

- ¿Quiénes son los protagonistas del golpe?

 

- Los grupos de poder económico del país. Este ha sido monopolizado por trece familias, como los Kafati, Ferrari, Facuse, Villedas, Larach, Rosental entre otros.. Este grupo de poder tiene secuestradas todas las instituciones del Estado e incluso tienen a su orden a la Corte Suprema de Justicia y al Congreso Nacional de la República… Para que mires como proceden: hacia mediodía de este martes 30 de Junio, la Corte Suprema ha emitido 25 ordenes de captura y enjuiciamiento para los principales líderes populares, entre ellos Rafael Alegría, Carlos H. Reyes, Berta Oliva, Juan Barahona y Andrés Pavón.

 

Asimismo, denunciamos al Comisionado de los Derechos Humanos, Dr. Ramón Custodio, que en vez de estar defendiendo al Golpista Roberto Michelleti Bain, debería estar defendiendo al pueblo hondureño que exige que no se viole nuestra democracia.

 

- La justicia hondureña ayudó a fomentar el golpe. ¿Por qué? ¿Quién la controla?

 

- Ellos trataron de parar la Encuesta con órdenes judiciales de la Corte Suprema de Justicia y Recursos de Amparo del Ministerio Público, pidiendo nulidad, órdenes que nuestro Presidente no tenía que acatar ya que la encuesta es legal en el marco de nuestra Ley de Participación Ciudadana.

 

- ¿Cómo se explica el hecho de que incluso miembros del partido del presidente hayan apoyado al golpe?

 

- Porque este partido, o sea el Liberal, está dividido en varios grupos, y los que se oponen son los grupos de los candidatos de los grupos de Poder, como Roberto Micheletti, Elvin Santos (actual candidato).

 

- La mayoría de las fuerzas sociales del país está con Zelaya. ¿Por qué?

 

- Todos los movimientos sociales estamos apoyando al Presidente Zelaya, no porque seamos de su partido, sino porque creemos que debemos derrotar ese modelo económico neoliberal que no permite a los pueblos la libertad de decidir sus propias políticas de desarrollo, y si no hacemos cambios sociales, imposible de lograrlo. Y nuestro Presidente ha querido abrir esta brecha para que los pueblos logremos nuestra emancipación.

 

- ¿Qué medidas vienen siendo tomadas por él?

 

- Las medidas que han sido tomadas son no seguir privatizando los recursos del Estado hondureño, por ejemplo, la Empresa de Energía Eléctrica (ENEE), la Portuaria, el sistema de salud entre otros.

 

- ¿Cómo está la situación en Honduras? ¿Hay represión?

 

- La situación es crítica. Estamos viviendo en una constante zozobra de represión, de toques de queda, el no permitir el libre tránsito a las personas que vienen del área rural, la libre expresión. Hoy la Corte Suprema de Justicia ha emitido 25 órdenes de captura y enjuiciamiento contra líderes populares. En la manifestación del día de ayer, de más de 50 mil personas, nos reprimieron para desalojarnos a la fuerza, tirándonos bombas lacrimógenas, hiriendo a más de 50 personas, algunos con armas de fuego.

 

- La convocatoria de una Asamblea Constituyente es una demanda histórica de los movimientos sociales ¿Por qué?

 

- Porque se ha mantenido sometido al país por 100 años en el bipartidismo y han manipulado la “democracia” a su favor, donde pareciera que fuera un traspaso de herencia ser diputados/as, ocupar cualquier cargo en el Estado hondureño. Convencidos/as que esta “democracia” es una falacia dirigida por los grupos de poder económico del país, los movimientos sociales exigimos que se haga una nueva Constitución de la República donde todos los sectores de la sociedad hondureña podamos estar representados en forma real.

 

- ¿Cuáles serían las bases de una nueva Constitución, y por qué los protagonistas del golpe la temerían?

 

- La base sería que sea elaborada desde los diferentes sectores de la sociedad hondureña, donde estuviera representada por campesinos/as, indígenas, negros, jóvenes, mujeres, sindicalistas, obreros, empresarios entre otros grupos. Le temen porque saben que el pueblo hondureño no está dispuesto a seguir bajo el yugo de la oligarquía hondureña… Habrían podido tenernos marginados por un tiempo, pero ahora exigimos que queremos ser consultados/as de todo lo trascendente que se dé en el país. Este grupo golpista ha venido durante muchos años a través del Congreso Nacional manteniendo su status quo y hoy lo miran en un eminente peligro.

 

- ¿Creen que hubo la participación de EEUU en el golpe?

 

- Realmente no sabemos con exactitud aun, si han estado empujando este fatal golpe a los hondureños/as.

 

Fuente:PortalAlba- Alternativa Bolivariana para América Latina y El Caribe