LA NECESARIA RESPUESTA A IZQUIERDA ANTICAPITALISTA

El texto de esta declaración fue aprobado por la asamblea de Espai Alternatiu en febrero del 2009, tomamos la decisión de no editarlo ni repartirlo entonces con el objeto de no interferir en la suerte que Izq. Anticapitalista tuviera en campaña electoral de las europeas, a pesar de la insistencia de algunos amigos, excamaradas y gentes de los movimientos sociales en los que trabajamos, indignados por el trato que habíamos recibido o que sencillamente querían saber qué había pasado. Decidimos editarlo ahora, sin conocer el resultado electoral, por dos razones, en defensa de la verdad y el respeto a los derechos militantes y como contribución al debate sobre la necesaria e ineludible recomposición de la izquierda militante en el País Valencià y en el resto del estado.

 

El Espai Alternatiu del País Valencià ante los acuerdos tomados por la Coordinadora de Izquierda Anticapitalista manifiesta lo siguiente:

 

1.      Que la decisión unilateral por parte de la Coordinadora de enero de expulsar de la misma a miembros de nuestro colectivo supone una agresión intolerable a nuestra soberanía, contraria además al respeto plurinacional que ha promovido siempre EA. Hemos sido desde nuestra fundación hace más de diez años, una organización que ha tomado como marco referencial el País Valencià, unida confederalmente al Espacio Alternativo estatal. Hemos creído y defendido esta visión confederal en los movimientos y asociaciones en los que trabajamos, y muchas veces hemos tenido conflictos por ello. No esperábamos tenerlos en nuestra propia casa. No podemos dejar de preguntarnos ¿Si el conflicto hubiese aparecido en Catalunya o en Euskalherria se habría actuado igual?

 

2.      Que ni los considerandos ni el contenido de la resolución fueron conocidos por nosotros ni mucho menos pactados. Que conocimos que se iba a proponer nuestra expulsión 48 horas antes de la reunión de la coordinadora, y que es radicalmente falso que no quisiéramos tener reunión alguna con los representantes de la coordinadora, ni tiempo antes ni tampoco en esas 48 horas. Se ha tomado la decisión consciente de expulsar a la mayoría de una organización nacional con la información sesgada, y falsa.

 

3.      Que ello ha sido posible porque la secretaría confederal  ha conocido, alentado y participado de actitudes sectarias y antidemocráticas con una parte de minoritaria de nuestra organización. Que los diversos intentos de mediación y de búsqueda de soluciones constructivas de convivencia han chocado con la cerrazón y la intransigencia de los representantes de la secretaría en el País Valencià con el beneplácito de la secretaría estatal.

 

4.      Que comportamientos como la censura en la web, la ocultación de convocatorias de reunión, la convocatoria unilateral de actos, la exigencia del derecho al voto de nuevos militantes contraviniendo las normas de convocatoria de la asamblea estatal, o la pura y simple difamación son comportamientos contrarios a la ética, y por consiguiente a la política revolucionarias que se han practicado contra nosotras y nosotros.

 

5.      Que no minimizamos las diferencias políticas que tenemos con la secretaría. La oportunidad o no de presentarnos a las elecciones europeas o la continuidad o no del trabajo en el seno de EUPV y IU son en efecto diferencias importantes. Pero no consideramos que sean de principio y por tanto se debe poder convivir dentro de la misma organización con ellas;

Provenientes de diferentes tradiciones y de largos caminos hemos estado muchas veces en mayoría y minoría y hemos comprobado que la tentación de resolver diferencias políticas con medidas organizativas ha de ser desterrada de la práctica de la izquierda alternativa. Sus pretendidas ventajas a corto plazo son un obstáculo insalvable para el mantenimiento de organizaciones de izquierda alternativa.

Tampoco consideramos que la coordinadora, y menos aún la secretaria, se encuentren capacitadas para romper la vinculación de uno de los colectivos confederados, es una actuación burocrática, autoritaria y autodestructiva en el fondo.

6.      Que contra lo afirmado hemos respetado la decisión de la coordinadora de no presentarnos en listas estatales a la dirección de Izquierda Unida.

7.      Que no renunciamos a establecer relaciones políticas directas con todas aquellas gentes que siguen creyendo que dentro de IU es posible trabajar por el fortalecimiento de la izquierda alternativa, es este un derecho de nuestro colectivo que no delegamos de forma irrevocable a instancia estatal alguna. Igualmente y por las mismas razones, continuamos creyendo y trabajando para fortalecer  aquellos sectores de la izquierda alternativa que fuera de IU sin duda existen, y manteniendo con ellos las relaciones que consideremos oportunas.

8.      Que en el marco de nuestra soberanía decidiremos nuestro grado de implicación, o la ausencia de él, en Esquerra Unida del País Valencià.

9.      Que lo fundamental de nuestro trabajo, estará dedicado, como ha venido siendo, a la potenciación de los movimientos sociales, a su impulso, a su coordinación, a dotarles de una orientación socialista, apoyándonos en sus sectores más avanzados.

10.  Que por todo ello no acatamos la decisión de expulsar de nuestra organización a ninguno de sus miembros, no reconocemos la competencia política, ni estatutaria, ni moral de la coordinadora para adoptar dicha decisión. Reafirmamos nuestra convicción de que cualquier proyecto de recomposición de la izquierda en el País Valencià  y en el estado español ha de incorporar en sus señas de identidad y sobre todo practicar a diario el respeto a las organizaciones nacionales, la asunción de un verdadero pluralismo donde sea posible la convivencia de distintas tácticas políticas y organizativas, y donde se genere un clima  de respeto, confianza  y calidez militante. Emplazamos a la coordinadora estatal a buscar un marco de relaciones satisfactorias.

 

Con esta expulsión Espacio Alternativo-Izquierda Anticapitalista ha dado un paso atrás respecto a lo que dice querer ser y representar, un proyecto radicalmente democrático y confederal, comprometido con otras formas de hacer política, al servicio de la reconstrucción de una izquierda revolucionaria y plural.

La democracia y el pluralismo no hoy son más fuertes en IA.

 

 

                                    País Valencià, febrero de  2009